Videojuegos Sí, Videojuegos No

Actualmente es muy fácil que los niños accedan a gran variedad de videojuegos. Si revisamos investigaciones y artículos sobre el uso de videojuegos en los niños, nos daremos con la sorpresa de toparnos con opiniones encontradas. Algunos piensan que son favorables y otros que son nocivos. Revisemos algunas de estas ventajas y desventajas…

A FAVOR EN CONTRA
Desarrollan las habilidades espaciales (juegos de fútbol, tetris, etc.)

Entrenan la memoria (sin ella sería imposible desarrollar algunos de estos juegos)

Favorecen la coordinación ojo-mano (al manejar el mouse o las teclas).

Ejercitan el pensamiento lógico (juegos de rompecabezas o complejos).

Mejoran la velocidad de reacción y los reflejos (juegos de carreras, de evadir obstáculos, etc.)

Ensayan maneras de solucionar problemas (juegos de estrategia)

En general constituyen una forma de aprender.

Algunos de ellos son didácticos y refuerzan los conocimientos escolares.

“Los niños de primaria que juegan videojuegos más de dos horas al día tienen 67% más probabilidades de desarrollar problemas de atención”, según un estudio publicado en Pediatrics.

Si juegan mucho tiempo se sobreestimulan provocándoles ansiedad e irritabilidad y acostumbrándolos solo a reaccionar ante abundancia de estímulos.

Limitan la movilidad y el ejercicio físico.

Puede reducir el tiempo de relación con familia y amigos.

Aislamiento y disminución de habilidades sociales.

Conducta agresiva si el contenido de sus juegos es violento.

Si no se les controla el tiempo podrían desarrollar una adicción.

¿Entonces?

Que tu hijo se aficione a un juego de video durante una temporada no necesariamente es dañino. Es normal que niños y jóvenes se apasionen por estos juegos hasta que pase la novedad. Jugar videojuegos en sí no es nada malo. Puede ayudar a distraerse y a concentrarse a la vez y ser un buen ejercicio de actividad mental. El problema es cuando aparecen los excesos.

Todo en exceso hace daño. La regla está en que tu hijo(a) no pase demasiadas horas con los videojuegos y que no pierda el interés por priorizar siempre las actividades con personas (amigos, familia). Los niños necesitan estar en movimiento, las actividades muy sedentarias no favorecen su desarrollo cuando ocupan mucho de su tiempo.

¿Qué hacer?

Como en toda actividad de los niños, lo importante, dice la psicoanalista Brenda Morales, es “poner límites con amor, acercarte a tu hijo y ser una guía de orientación”.

Involucrarte, como padres o madre, de manera activa, incluso jugando con tu hijo(a), te llevará a comprenderle y obtener información valiosa de por qué gusta de esta actividad; te preparará para guiarle de mejor manera, estarás compartiendo momentos de ocio y disfrute con él y, por último, te permitirá estar alerta frente a los riesgos potenciales.screenshot-2016-10-29-14-51-27

Leave a Reply


Subscríbete a Ronaldo Tello

Ultimos Artículos de Poder

Ronaldo Tello en Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar