¿Qué Tipo De Padre Sueles Ser?

Existen muchas formas de ser “papá” o “mamá”, algunas de ellas favorecen más el desarrollo saludable de los hijos. Descubre qué tipo de padre sueles ser, seleccionando tu respuesta a las siguientes situaciones:

SITUACIÓN 1: Tu hijo se rehúsa comer, tú:

  1. Le llamas la atención, lo reprendes y le obligas a comer
  2. Le suplicas que coma y por último lo dejas, después de todo no quiere.
  3. Le condicionas el postre si no acaba el almuerzo.

SITUACION 2: Tu hijo rompe una ventana, tú:

  1. Te molestas y lo gritas.
  2. Le dices que no es nada y arreglas tú la ventana.
  3. De manera calmada le pides que ayude a recoger los vidrios (si tiene edad) y quedas con él coger dinero de su propina para reponer el vidrio.

SITUACIÓN 3: Tu hijo siempre olvida hacer lo que le toca en la casa, tú:

  1. Lo amonestas y regañas, le exiges
  2. Terminas haciéndolo por él.
  3. Reúnes a la familia, conversan y discuten las consecuencias de no cumplir con las tareas del hogar.

SITUACION 4: Tu hijo es malcriado contigo en presencia de visitas, tú:

  1. Le armas un escándalo, le ordenas que se corrija, le humillas.
  2. Te haces el loco, simulas no darte cuenta.
  3. Le dices cómo te sientes ante su conducta, le ofreces una elección limitada, sin preocuparte de lo que la visita pueda pensar.

Si tus respuestas suelen ser del tipo a): Tiendes a comportarte como padre imponiendo las normas que consideras justas, aunque tengas que usar la fuerza para ello. En ocasiones eso te lleva a tratar a tus hijos con poco respeto, amenazándolos o gritándolos. Aunque ser firme es importante, debes cuidar el no dañar la relación afectiva con tus hijos.

Si tus respuestas suelen ser del tipo b): Tiendes a comportarte como padre con temor, evitas ponerle límites a la conducta de tus hijos, prefiriendo dejarlos hacer lo que ellos crean conveniente.  Si bien es cierto tratas de ser respetuoso con tus hijos, el no ponerle límites a su conducta no los prepara para la vida.  Necesitas arriesgarte y probar ser firme con ellos cuando la situación lo requiera.

Si tus respuestas suelen ser del tipo c): Tiendes como padre a tomar responsabilidad, a involucrarte; pones límites claros a la conducta de tus hijos y lo haces de manera amable, sabes que es su responsabilidad formar,  cuidar y proteger a los niños de los demás y de su propia conducta.

Recuerda siempre que educar a los hijos incluye reforzar el valor y la dignidad que tienen ellos como personas y que tienen los demás; mostrarles lo que es importante en la vida, prepararlos para vivir en un mundo donde tienen que relacionarse con los demás de manera saludable. Y esto lo hacemos fundamentalmente con nuestros actos. Te ha tocado ser padre, no es posible renunciar a ello.

Leave a Reply


Subscríbete a Ronaldo Tello

Ultimos Artículos de Poder

Ronaldo Tello en Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar